Historia de Colomera

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

La historia de nuestro pueblo hay que tratarla de una forma objetiva, sin ánimo de polemizar y si entrando en la realidad de lo que pasó en las distintas épocas, independientemente de la tendencia religiosa o política que tengamos lectores o yo mismo.

Hay referencias bastante antiguas que nos sitúan en época romana. El nombre de Colomera procede de "columbaira" y significa "tierra de palomas". Sin embargo a los moros les gustaba más apodarle "Granada la Chica" e hicieron de ella una de las siete fortalezas para defender el reino de Granada.

Los orígenes de Colomera se remontan, con fundamentación arqueológica, a la época de los visigodos, siglo VII, según puede comprobarse por la necrópolis encontrada en el cortijo del Chopo. Y sin correr demasiado riesgo podríamos afirmar que Colomera existió en el siglo II a juzgar por los muros de poblado romano encontrados frente al chopo o si observamos el intacto puente romano que hay junto al molino de la Puente.

Este pueblo milenario lógicamente ha sufrido muchas transformaciones a lo largo de su amplia historia. Durante los siglos XIII, XIV, y XV estaba dividida en tres núcleos de población ocupados por distintas clases sociales: Colomera, donde vivía la aristocracia, los Berbes, ocupados por los labradores de mayor renta y las mesas donde vivían los más modestos y los cristianos, entre ellos Juan Alonso de Rivas a quien se le aparecía la Virgen de la Cabeza la noche del 11 al 12 de agosto de 1227.

En 1486 Colomera fue reconquistada, rindiéndose el jefe moro a las 12 de la mañana en la calle de la "Tercia" quedándose de Gobernador D. Fernando Álvarez de Toledo que al año siguiente acudiría al Albayzçin de Granada a socorrer a Boabdil de los acosos de su tio "El Zagal".

A finales del siglo XV Colomera aparece en los archivos con el nombre de "Colomera y el Verbel". Por estas mismas fechas, entre 1486 y 1540 se "construyó" la Iglesia, o mejor dicho, se adaptó al culto cristiano la mezquita que allí había. El día 14 de septiembre de 1560, fue consagrada por el Excmo. Sr. Arzobispo de Granada con la asistencia de los obispos de Guadix, Baza y Baeza y el clero parroquial.

En esta época Colomera tuvo una enorme importancia llegando a poseer Tribunal de Vicario lo que hizo que residieran en ella nobles cuyo nombre daría prestigio a la Villa en la que se llegó incluso a construir un hospital en el año 1541.

Su economía también era floreciente llamándosele la villa de las cinco "P": pan, peces, perniles, peras, y perdices. A principios del siglo XVI se constituyó la Hermandad del Santo Cristo de la Vera Cruz y en 1626 se construyó la Iglesia del Calvario (La Ermita), donde habitualmente reside el actual patrón real de Colomera, aunque de todos es sabido que el patrón legal e histórico fue San Antonio a partir de la tormenta morronera del siglo XVII.

Hasta el siglo XVII la Iglesia poseyó las tierras pero en 1640 los vecinos del pueblo las compraron en parcelas de una a tres fanegas. En el siglo XVII, a causa de las tormentas morroneras y las frecuentes lluvias, se produjo un enorme corrimiento de terreno que arrastró la mitad del pueblo que había detrás de la Iglesia. Este monumento se protegió haciendo junto a él un gran muro que aún persiste. El pueblo original tenía la Iglesia en el centro y llegaba hasta el barranco Calero pero tras las inundaciones referidas las edificaciones se sucedieron al otro lado del barranco llegando hasta el barrio de Santa Catalina donde hicieron sus casas obreros dedicados al trabajo del hierro con "fraguas" dándole al barrio su nombre en honor a la patrona de este gremio.

En el siglo XVIII, año 1785, Colomera fue Alcaldía de Corregimiento de la Real Chancillería, que comprendía los pueblos de: Montejícar, Guadahortuna, Torrecardela, Moreda, Puerto Lope, Moclín, Tózar, Limones, Tiena, Los Olivares y Trujillo. Montillana fue anejo de Colomera hasta el año 1836.

En 1971 se descubrió un meteorito que actualmente está expuesto en el museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Entre 1982 y 1992 se construyó en Colomera un embalse que, tras las últimas lluvias, está rebosante para deleite de todos los visitantes.

Referencia

Fuente (“Libro de Colomera”, autores, Justo Sánchez y José Pajares)

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.29/5

2.3/5 (7 votos)