Ermita de la Virgen de las Nieves (Dílar)

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

ERMITAS DEDICADAS A LA VIRGEN DE LAS NIEVES EN DÍLAR

Ermita de la Virgen de las Nieves

El día 5 de agosto de 1717 el beneficiado de la parroquia de Válor, bello e histórico pueblo de la Alpujarra Alta, D. Martín de Mérida, se dirigía hacia Granada acompañado de su criado Martín de Soto siguiendo la ruta que atraviesa la Sierra Nevada, solamente practicable en época estival.

Ya estaban inmersos en el fragor de la imponente sierra cuando se desencadenó una terrible tormenta de truenos, agua y viento muy cerca del pico del Veleta, a pocos metros de donde hoy transcurre la carretera hacia Capileira, y en el lugar llamado Collado del Veleta, ya en la vertiente norte que mira a Granada, obligándolos a refugiarse tras unas peñas. Confiaban, como es frecuente en estas fechas, volviera en poco tiempo la calma y poder proseguir su camino; sin embargo transcurrían las horas, llegó la noche y el fenómeno metereológico arreciaba en intensidad, viendo seriamente amenazadas sus vidas en aquellos solitarios parajes, sin posibilidad de recibir ayuda.

Cuando ya la resistencia física se iba agotando intercedieron con redoblada Fe al Altísimo por mediación de la Virgen de las Nieves, cuya festividad se conmemora precisamente ese día y en poco espacio de tiempo fue calmándose el viento, disipándose las nubes quedando el cielo limpio y transparente. Cuenta la tradición, confirmada en documentos de la época, que el beneficiado D. Martín de Mérida, convencido de haber recibido un muy especial favor divino en tan largo y dificultoso trance, construyó en los meses siguientes, a sus expensas, una pequeña ermita en el lugar preciso que le sirviera de refugio, término del lugar de Dílar, dedicada a la Virgen de las Nieves.

Desde entonces aquel paraje es llamado Tajos de la Virgen. Este pequeño santuario, sin duda el más alto de la Península, fue pronto lugar de peregrinación de los habitantes de los pueblos y lugares de la Sierra y muy especialmente de los vecinos de Dílar que eligieron la advocación de la Virgen de las Nieves como su patrona y protectora, y desde entonces celebran sus fiestas mayores en estas fechas. La pequeña imagen de la Virgen de las Nieves que el beneficiado de Válor colocara en aquella ermita se conserva aún en la Iglesia parroquial del pueblo.

En 1724, ya a expensas de la Hermandad de la Virgen de las Nieves de Dílar, se construyó una nueva ermita algo más cerca del pueblo, en el Prado del Borreguil, que hoy se llama de la Ermita, cercano al desagüe de la laguna de las Yeguas. Posteriormente, en 1745 volvió a trasladarse la ermita al lugar llamado Picón del Savial, cercano a la confluencia con los términos de [[[El Padul]] y de Dúrcal, donde existe una fuente de abundante y cristalina agua.

Este paraje se conoce hoy por Ermita vieja, siendo visitado por gran número de excursionistas y perteneciente al Patrimonio Forestal del Estado se utiliza como vivero para la repoblación de la zona. Recientemente se ha construído un refugio, y en la ladera hacia el río un edificio rústico, capaz para albergar 50 personas donde funciona el Aula de la Naturaleza "Ermita Vieja" concebida especialmente para desarrollar distintos programas de educación ambiental, dirigidos a múltiples sectores: escolares, profesionales, familiares, extranjeros, etc.

Por último, en el año 1796 se construyó la ermita, que hoy alberga durante casi todo el año, a la patrona del pueblo de Dílar, en la cima de una colina a 1500 metros del centro de la población.

Galería

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.50/5

2.5/5 (8 votos)