Camino de los Neveros (Huétor Vega)

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

Historia

Desde el puente verde en Granada, los neveros forjaron esta senda a golpe de sudor, alpargatas y herraduras hasta las altas cumbres para bajar su frescor en forma de bloques de hielo con que combatir los tórridos veranos. El tramo que recorremos se extiende desde el Collado de las Sabinas, a unos 2300 m de altitud, hasta El Purche a 1481m. Usada también como vía pecuaria para trashumancia de reses bravas hasta Sierra Morena. En el primer tramo de nuestro recorrido y dada la altitud a la que nos encontramos, la vista se pierde en sucesivos niveles del horizonte. La vegetación de esta zona está muy adaptada a las duras condiciones de alta montaña: mancaperros, piornos, enebros, sabinas, etc. Al descender por el sendero cambia el sustrato y con éste también el tipo de vegetación; Nos adentramos en un pinar de repoblación de pino silvestre que se distingue por el color rojizo de su tronco al descamarse y de cuyas pequeñas piñas se alimentan pájaros como los piquituertos. Según descendemos nos encontramos salpicando el paisaje al pino resinero, que a diferencia del anterior tiene piñas y acículas de mayor tamaño. En esta zona de pinar es muy común observar y escuchar a los arrendajos (es un ave del tamaño de una paloma), si levantamos la vista de vez en cuando los veremos volando de un pino a otro, así como otras pequeñas aves: carboneros, piquituertos, etc. Una vez pasado el Collado de las Víboras el paisaje nos brinda el Cerro del Manolón y del Cerrajón y más al fondo se intuye el Río Monachil en dirección a los Cahorros. La parte final transcurre por una carretera asfaltada que nos lleva hasta el Purche, donde podemos ver a la orilla del camino los pozos donde los hombres neveros conservaban la nieve.

Desde siempre, el camino iniciado por las cabras montesas que bajaban de la sierra en tiempos de grandes nevadas, hasta los viñedos hueteños e iniciado por otros animales y luego pateado por los hombres neveros, ha sido deseado por innumerables visitantes ilustres para escalar a las cumbres de Sierra Nevada.

En los años 30 existían unos hombres que recogían nieve en las cumbres de Sierra Nevada para venderla en la ciudad de Granada.

Estos hombres con sus mulas de carga: capachos, seroncillos de pleita forrada de anea, serones de esparto y una tabla, el "barbero", para tapar la nieve y poner la manta.

Capacho para la comida: Cacerola para la comida (habas fritas, tortilla de collejas, tomates fritos con morcilla de lustre, o asadura, pipirrana) y grandes panes.

Navaja, tabaco de liar, papel de fumar, mecheros de yesca. El bocadillo, navaja de mano, pan y chorizo, un tomate con sal y vino del terreno. La comida la harán parando en la parte alta de la rambla del Dornajo, en la llamada Fuente de los Neveros.

Se les dedicó a estos hombres llamados los "neveros" que a su vez dieron nombre a este camino, una coplilla que dice así :

Copla a Los Neveros

En una noche oscura bajando "pa" Granada,

con rumor de acarreto y herradura y carga algo mermada,

soñé con gran ternura esta coplilla cantada

No le alteréis los caminos por si "güerven" (vuelven) los Neveros...

Peor que mulos mohínos son algunos caballeros.

Visitantes ilustres

Algunos de los muchos visitantes ilustres :

  • Richard Ford, escritor inglés, en 1830, decía que: "...por los Rebites era su itinerario preferido para subir a la Sierra (..) - y añade - (...) la mayor parte del camino se puede hacer en caballerías,porque los neveros,que van todas las noches por nieve,han trazado con sus mulas un camino..."
  • Moriitz willkomm, nacido en Austria, en 1844 recorrió esta tierra, como botánico, conocía muy bien este camino y a sus neveros.


Por lo tanto, este camino de herradura siempre ha sido , a su llegada al término de Huétor Vega, punto de partida de históricas batallas, de hombres valientes y entusiastas.

Desde este lugar puede contemplarse la inigualable panorámica de esta ruta, El Purche, el Cerro de los Pollos, el Huenes, el majestuoso Picacho Veleta y a su espalda el lejano Pico Mulhacén.

Nuevas fotos realizadas el domingo 14 de junio 2009, según recorremos el Camino de los Neveros, muestran la subida desde Huétor Vega hasta El Purche.

En ellas se aprecian las distintas vistas que contrastan las laderas de la cara norte en la que se encuentran los pueblos de Cenes de la Vega, Pinos Genil, Huejar Sierra, esta recorrida esta ladera por el río Genil por lo tanto su vegetación es de mayor arbolado y vega.

La cara sur es más seca los pueblos que se ven son Huétor Vega, Monachil, La Zubia, Cajar en esta parte Sur la riega el río Monachil su vegetación en la parte baja del valle es vega, según se sube va siendo un terreno mas árido con viñas arbustos y matorrales, es transitado por senderistas,motos de trial, de él se lanzan de la parte más alta con parapente y aterrizan en la cara norte en la ladera del río Genil.

Durante el camino encontraremos distintos letreros informativos de cañadas reales y de donde nos situamos , hay una fuente con pileta que en años lluviosos el de 2009 la podemos encontrar con agua.

Por los Rebites, pasando entre viñedos que arraigan a ambos lados del camino(no olvidemos que en este lugar hubo 228 fanegadas de tierra ó 1.459.200m de moriscos y 26 ó 166.400m de cristianos viejos), llegamos al Collado del Contadero,este bello y singular lugar.

Atrás ha quedado Huétor Vega. A la derecha y siguiendo la vaguada de las terrazas, vemos el Cerro de la Encina, un poblado donde vivieron los primeros pobladores de estos contornos hace unos 200baños a.C. En este yacimiento, entre otras muchas cosas, aparecieron molinos de mano.

Comienza la subida, pero antes de iniciarla, una mirada más a las cumbres de Sierra Nevada en su máximo esplendor; durante el invierno, cubiertas de nieve y en ocasiones desde finales de otoño, mostrando a todo el mundo su bella estampa en cualquier época del año.


Galería de imágenes

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.67/5

2.7/5 (6 votos)