Fiestas de San Fernando (Mecina Tedel)

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

Mecina Tedel, localidad y pedanía del municipio granadino de Murtas, antes celebraba sus fiestas en honor a San Fernando el 30 de mayo.

Cuando la gente de Mecina Tedel empezó a emigrar las fiestas se pasaron al 3 de mayo, junto con las de la Santa Cruz de Murtas. Se salía con San Miguel y la Santa Cruz desde la iglesia de Murtas, en busca de San Fernando y La Purísima. Después se venía a Murtas con los santos en un tractor y se celebraba la representación de los "moros y cristianos". A la tarde se llevaban los santos a Mecina Tedel y los de Murtas los traían para que se celebraran las fiestas en honor a la Santa Cruz.

Después de hacer esto durante unos años las volvieron a cambiar a los días 6, 7 y 8 de julio.

El primer día la fiesta empieza al medio día, con un concurso de brisca en la plaza del pueblo con regalo para el ganador, concurso de pasodobles con premio a la pareja ganadora, proclamación del rey y la reina de las fiestas y velada musical hasta el amanecer.

El segundo día hay feria del medio día, solemne eucaristía en honor a San Fernando y a La Purísima, después salida en procesión acompañada por la banda de música, los reyes de las fiestas y representación de los "moros y cristianos", tradición que se celebra en buena parte del resto del Levante peninsular.

El principal protagonista es el santo patrón de la localidad, San Fernando, que es solicitado primero y luego conquistado por los moros en la primera parte de la función, hasta que es rescatado por los cristianos en la segunda parte.

Los personajes principales de cada bando son el rey, el general, el embajador y el espía. Las tropas, están integradas por jóvenes y niños, pero con importante participación de personas mayores.

La indumentaria se caracteriza por la ausencia de riqueza, libertad en la decoración y algunos importantes anacronismos. En los texto siempre figura la queja de los moros por su expulsión de España y bravatas de ambos bandos. Después reparto de bocadillos, actuación en la plaza del pueblo y velada musical hasta que el cuerpo aguante.

Y el día 8 de julio, hay juegos infantiles, paella para todos los asistentes, fiesta de la espuma y fin de fiesta. La gente que vivía aquí antes, suele venir para recordar las antiguas costumbres.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

0.0/5 (0 votos)