Ermita de la Virgen del Pilar (Lanjarón)

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

La ermita de la Virgen del Pilar es la que está más alejada de Lanjarón, ya que está casi en el límite de los términos municipales de Lanjarón y Órgiva. Está situada al pie de la carretera comarcal C-333 en un paraje rodeado de olivos.

La ermita data de principios del siglo XX y fue restaurada en el 1978. Es un edificio pequeño en el que se encuentra la imagen de la Virgen del Pilar. A ambos lados de su puerta de entrada hay unas pequeñas estanterías con puertas de cristal donde la gente del lugar dejan sus ofrendas a la Virgen en forma de velas encendidas.

Cuando llega su día el 12 de octubre, la gente se desplaza a la ermita. Además se vela a la Virgen en la madrugada del 11 al 12 de octubre y los lugareños se reunen para festejar el día de la Virgen. Allí se le hace una misa, y tras ella, se saca a la Virgen en procesión a través de los campos y caminos adyacentes a la ermita.


Su historia y sus mitos

Cuenta la tradición que la imagen de la Virgen del Pilar apareció, en el lugar donde recibe culto, después de una noche tempestuosa. Tras encontrarla, un gran número de fieles la trasladaron hacia la iglesia de la Encarnación de Lanjarón, donde quedó instalada. Pero misteriosamente desapareció de ese emplazamiento y volviendo a aparecer en el lugar donde se instaló su Ermita, por lo que los labradores del lugar dejaron allí la imagen.

En el 1909, el dueño de una venta del lugar, llamado José Rodríguez Compán, construyó la actual ermita, en cumplimiento de una promesa que le hizo a la Virgen si curaba a su mujer, que había caído enferma. Como su esposa se recuperó, le construyó una preciosa ermita en la que depositó la imagen de la Virgen del Pilar. Quiso la fortuna que el 9 de octubre de ese año, el entonces Arzobispo de Granada D. José Meseguer pasara por allí, a lo que su devoto constructor lo detuvo y le pidió su bendición para la ermita, a lo que el prelado accedió. Quedó pues bendecida para el culto y hacer misa, coadyudando en el acto el párroco D. Fedérico Pérez.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.78/5

3.8/5 (9 votos)