Carretera de la Cabra

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar
Carretera de la Cabra.jpg

Junto al puerto del Suspiro del Moro de Granada, ese lugar en el que la leyenda dice que Boabdil escuchó de su madre aquello de "llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre", parte la llamada carretera de la Cabra (Carretera Autonómica A-4050), que aunque vieja y serpenteada, ofrece algunas vistas impresionantes de un paraje único.

Esta antigua carretera sirvió durante años como conexión entre la capital y la costa. De aquellos tortuosos viajes todavía queda algún mínimo resquicio, como alguna venta que ha sobrevivido al tiempo y se mantiene abierta contra todo pronóstico. La carretera de la Cabra, para el imaginario granadino, constituye una ventana al mar en plena montaña, una puerta abierta al verano en un paraje difícil y encrespado, no apto para quienes padezcan de vértigo.

Tras más de 45 Km de carretera de montaña (recientemente remodelados sus primeros 12 Km) y tras unos kilómetros de descenso se encuentra el municipio de Otívar. Se trata de un lugar ideal para perderse, donde se combina la naturaleza con la historia. Las calles típicas andaluzas con sus casas blancas y rejas negras confluyen en la Iglesia de San José, de estilo mudéjar, que fue construida en el siglo XVI. Otra de las construcciones de importancia de la localidad es el palacete de Cázulas, también conocido como Casa de la Marquesa, que en un principio fue una alquería musulmana y más tarde pasó a ser una residencia señorial.

Si se usa la carretera de turismo no puede faltar una "pequeña" excursión a la llamada junta de los ríos, el entorno natural en el que confluyen río Verde y río Seco. El lugar es frecuentado por senderistas y por excursionistas que gustan del contacto directo con la naturaleza.

Referencias Externas

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.13/5

3.1/5 (8 votos)