Feria de Huétor Tájar

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

Huétor Tájar celebra su feria y fiestas en honor de Nuestro Padre Jesús Nazareno, patrón el municipio.


La feria Grande desde tiempos inmemorables celebra el día 15 de dicho mes, antiguamente se celebraba del 13 al 16 de septiembre, pero desde hace unos años, con el cambio a los nuevos tiempos, se celebra el fin de semana más cercano al 15 de septiembre. Dicha festividad empieza con la banda de música, desfile de gigantes y cabezudos, fuegos artificiales, feria de día, romería que junto con las casetas, tiro al plato, concurso de pesca, multitud de juegos para los niños, feria de ganado, etc hasta terminar con la traca final, hacen pasar unos días inolvidables a los Hueteños y visitantes.

Esta feria se celebraba en el centro del núcleo urbano, en la plaza de Andalucía y alrededores; luego el ferial pasó a instalarse al lado del Genil, hasta que en 2007 se trasladó al nuevo recinto ferial.



El recinto ferial

El nuevo ferial de Huétor Tájar, iluminado

Desde el año 2007 el municipio cuenta con un ferial nuevo mucho mas funcional y toda clase de acondicionamiento, uno de los mejores dotados de la provincia de Granada. Está situado junto a la Redonda del municipio con lo cual tiene un acceso inmejorable.

Es muy amplio y bien acondicionado, aparcamientos, servicios, luz, calles asfaltadas, espacio para el castillo o fuegos artificiales (que tanto gusta a los hueteños), para los columpios, chiringuitos, puestos de turrón y juguetes y numerosas casetas privadas que junto con la caseta municipal, la caseta de la juventud y el botellódromo amenizan la feria.

La feria en los años 1950-1960

La feria de Huétor Tájar ha cambiado mucho desde los años 50-60 hasta los 90 y aún más en el 2007 pues ese año el municipio estrenó ferial nuevo.


Verbena cañizo de la Plaza Ole, 1958
Columpios de la feria, 1960
Romeria Puente Cacín,1961

Antiguamente venían muchos feriantes a vender, ponían muchos puestos en las calles principales, en las puertas ponían los puestos, unos de turrón y dulce, otros de juguetes, otros de útiles para las matanzas como trébedes, sartenes, paletas, tenazas, calderas, almirez, candiles y todo un sin fin de herramientas que antes se utilizaban. Cuando llegaba la feria la gente compraba para el invierno para tenerlo preparado todo para la matanza.

También ponían puestos de churros y buñuelos y se ponían mesas para que la gente se sentara para comérselos con chocolate. Los puestos los ponían en las esquinas de las calles, los techos de los puestos eran de cañizo verde, los buñuelos para venderlos los metían en un junco verde, iban paseado y comiendo buñuelos.

En la plaza de Andalucía, llamada entonces plaza de la Iglesia, ponían una verbena. Dicha plaza se cerraba alrededor para que no se viera desde fuera. Actuaba una orquesta con un vocalista y se formaban bailes donde la gente disfrutaba con la música. Había mesas para sentarse y tomar una gaseosa (que era lo que se podía costear en aquellos tiempos). En la plaza del Pósito que ahora se encuentra asuntos sociales ponían columpios y al lado se encuentra “las bóvedas” que tienen origen moro. Parece ser que tienen ese nombre porque hay una bóveda bajo tierra que va desde dicho lugar hasta “la cueva” lugar donde actualmente ponen el ferial. Encima de “Las bóvedas” había un patio muy grande sin techo y ponían otra verbena y en la plaza de olé que ahora es plaza España también ponían verbena.


El paseo era la calle Ancha y la Avenida Calvo Sotelo. Venía mucha gente de los pueblos del alrededor y gente del campo. La feria empezaba el día del castillo por la noche (castillo de fuegos artificiales) éste se hacía en la plaza de Andalucía en la puerta del cine, se ponían muchas ruedas cada una con una figura diferente. El primer día de feria a las 8 de la mañana salía la banda de música tocando por todas las calles principales, diana musical anunciando las fiestas. A las 12 se hacía la función de iglesia, iba toda la juventud muy contenta porque empezaba la feria y los 3 días eran enteros de fiesta desde por la mañana hasta la noche. Ésta se vivía con intensidad pues las ferias eran de las pocas fiestas que había en todo el año.

El segundo día hacían la feria de ganado en las Eras, lugar donde actualmente se encuentra la Casa de la Cultura. Venían mucha gente de todos lados para hacer los tratos del ganado que vendía la gente, lo cual llenaba de gente las calles del municipio.

Los jóvenes venían del campo en busca de novias, traían unos caballos que era muy bonitos y todo el día estaban paseándose hasta que llegaba la noche. El último día el ayuntamiento ponía unas cuantas carrozas para la juventud y la gente se iba al puente Cacín a pasar el día en el campo junto al río. En aquella época había muchas necesidades y había mucha gente que esperaba la feria como un medio para sacar algún dinerillo extra. Ponían chiringuitos de bebida y tapas, que los ponían entre varios matrimonios, los hombres servían y las mujeres cocinaban las tapas. A pesar de las carencias, se vivía con mucha ilusión y la gente disfrutaba mucho, la feria estaba repartida por todas las calles principales desde la plaza de Andalucía hasta la Casa de la Cultura. En las Eras se ponía un Circo y una plaza de toros portátil y todos los mayores iban a verlo.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.17/5

2.2/5 (6 votos)