Un paseo por el tiempo en las cofradías de Huétor Tájar

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar


Huétor Tájar vivía y vive su semana Santa con mucho fervor y devoción, había personas muy devotas que ya no están con nosotros, pero muchas de ellas siguen vivas en la memoria de muchos hueteños.

Antes había otra imagen del nazareno, era de madera y llevaba una inscripción en el pecho, decía “no te fijes lo que soy, sino lo que represento” esta imagen fue quemada con otras imágenes en la plaza de la Iglesia durante la guerra, la hermandad de Jesús siguió existiendo aún sin tener imagen por la devoción que tenían a su Nazareno, seguían conservando su túnica aunque fue un poco disuelta durante la guerra, pero había unos hermanos que seguían luchando por mantener la hermandad y no dejaron de llevar la ropa de la hermandad como Pedro Gallego Alonso que fue hermano mayor desde antes de la guerra. Él no dejó de vestir la ropa de la hermandad durante toda su vida, y se la llevó de mortaja.

Antiguo Nazareno quemado en la guerra

En el año 1939 se reanudó la hermandad con la ayuda del párroco don Blas Garcia Juguera, fue cuando vino el nazareno que ahora tenemos. Pedro Gallego, siguió de hermano mayor, hasta el año 1956 aproximadamente, y fue obligado por la edad a dejar de ser hermano mayor fue entonces cuando lo nombraron hermano honorario. Esto no le agradó mucho a Pedro, pues quería seguir activo.

La Imagen de la Virgen de Los Dolores llegó a Huétor Tajar el año 1940 en sustitución de una Dolorosa de similares características siniestrada durante la la guerra civil. En la primavera de 1946 se funda la hermanda de nuestra señora de los dolores, fueron años difíciles y de gran escasez de recursos materiales, los de la posguerra y Huétor Tájar era entonces un pueblo muy pequeño y poco desarrollado. Aún así setenta y una mujeres de Huétor (71) fueron las primeras hermanas y por tanto las fundadoras de la hermandad. Muchas de ellas ya han fallecido igual que el cura párroco de aquel tiempo Don Blas Barcía Juguera, hombre de carácter firme y autoritario cuyo recuerdo todavía perdura en el corazón y la memoria de muchas familias de la comarca. Era por aquel entonces hermana mayor Doña Josefa Herrero Cano natural de Huétor Tájar y maestra de esta localidad.

La imagen de San Juan no es la misma que había antes, Don Blas García Juguera la cambió por la actual mas pequeña, ya que era un problema el domingo de resurrección en la procesión de los “recaicos”. La hermandad de San Juan vestían túnica blanca con botones rojos y capirote rojo cubierta la cara.

En aquellos tiempos se hacían subastas para llevar andas o varales de las imágenes, ingresos que percibía la hermandad. Después vino un tiempo que nadie quería llevarlas, y había que pagar a personas que las cargaran. Hoy gracias a Dios tenemos costaleros-as, que pasean con orgullo nuestras imágenes por Huétor Tájar con amor y devoción.

Antigua procesión de la Virgen de las Dolores
Jueves Santo del 65 alumbrando al Nazareno

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente3.33/5

3.3/5 (9 votos)