Costumbres antiguas de Huétor Tájar

De Granadapedia
Saltar a: navegación, buscar

Cómo se avisaba al pueblo para decir la misa a un difunto:

A los tres días del entierro se rezaba en la iglesia y también en las casas el Santo Rosario. Se reunía toda la familia y amigos por la tarde y se rezaba el Rosario. Para la misa, había una mujer que iba de casa en casa, diciendo: mañana la misa "del nombre del fallecido". Cobraba la voluntad por ir avisando por todo el pueblo.

El lechero a domicilio

En la mayoría de las casas tenían cabras para su consumo de leche. En las que no tenían iba un lechero con la cabra y las medidas ordeñando a mano la cantidad que le pedía el cliente para el consumo diario . También había vaquerías, el consumidor llevaba un recipiente llamado lechera para transportar la leche, ordeñaban las vacas a mano dos veces al día, por la mañana y por la tarde, así siempre había leche fresca cada día.

Lañador de fuentes orzas y lebrillos

Yba por la calle y decía soy el lañador. Si se rompía una vasija, el lañador la arreglaba, poniéndole lañas. Consistía en ponerle una chapa metálica en cada lado del roto, y así las unia y quedaban arregladas .

Arreglador de sombrillas y latero.

Yba por la calle tocando una bocina, y diciendo "el latero". Cuando se rompían las sombrillas les ponía barillas y telas nuevas y así arreglaba los paraguas. Cuando se rompía una olla el latero le ponía una pieza de chapa pegada con estaño y la olla quedaba arreglada.

Principales editores del artículo

Valora este artículo

  • Actualmente2.60/5

2.6/5 (5 votos)